Argentina: sufre la peor sequía en al menos dos décadas

Argentina, uno de los mayores productores mundiales de granos y carnes, sufre la peor sequía en al menos dos décadas, con cuantiosas pérdidas de cosechas y animales y pocas perspectivas de alivio inmediato

El fenómeno afecta a buena parte del país, pero se concentra en una amplia franja que va desde el centro-este al noreste del territorio argentino, incluyendo parte de Buenos Aires y de Santa Fe, dos importantes provincias agropecuarias.

Campos con vegetación escasa o amarillenta, tierra dura y resquebrajada, y vacas flacas o muertas conforman el escenario en las áreas más afectadas.

Según cálculos preliminares públicos y privados, las pérdidas por la sequía suman más de US$500 millones en agricultura y ganadería.

La falta de precipitaciones ha reducido notoriamente la superficie de siembra de trigo y maíz. Además ha disminuido en unas 700.000 cabezas el número de vacas, cuyo alimento vegetal es escaso o nulo por la escasez de agua.

Los ganaderos deben vender los animales rápidamente, antes de perderlos. Esto no sólo implica la pérdida de hembras para reproducción, lo que en el futuro puede hacer peligrar la producción de carne y leche, sino que además deprime los precios en el mercado.

Estos perjuicios económicos se suman a un quebranto de miles de millones de dólares ya registrado en la producción agropecuaria durante el conflicto entre el campo y el gobierno, entre marzo y junio.

Razones

 

Vacas en Argentina
La sequía ya ha provocado la pérdida de 700.000 cabezas de ganado vacuno.

Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), la sequía se debe a una disminución de las lluvias desde 2007 como consecuencia de una conjunción de factores climáticos.

El director operativo del SMN, Víctor Jorge Leis, explicó a BBC Mundo que una de las causas es el fenómeno de “La Niña”.

“Lo que provoca ‘La Niña’ es un enfriamiento por debajo del promedio de la temperatura del mar a la altura del ecuador. El agua a su vez enfría el aire, que por estar unos dos grados por debajo de lo normal absorbe menos vapor y trae menos lluvias”.

“A esto debe sumarse que el invierno (austral) ha sido más seco que de costumbre”, añadió Leis. “La situación tiende a revertirse, pero no en lo inmediato”.

Los climatólogos coinciden en que la actual sequía es comparable con la que afectó a Argentina en 1988/89. Sin embargo, algunas zonas del país han registrado los niveles de lluvia más bajos en casi cinco décadas.

El hecho no deja de llamar la atención en una nación que, al estar surcada por grandes ríos, suele sufrir inundaciones y que comparte con sus vecinos el acuífero Guaraní, una de las reservas naturales de agua dulce más grandes del mundo.

“Desolador”

 

Victor Jorge Leis, director del Servicio Meteorológico Nacional
El invierno (austral) ha sido más seco que de costumbre (…) la situación tiende a revertirse, pero no en lo inmediato
Víctor Jorge Leis, director del Servicio Meteorológico Nacional

En medio de la sequía, los agricultores describen un panorama “desolador” tanto desde el punto de vista ambiental como económico.

Cristian Roca, un productor del sur de la provincia de Santa Fe, una de las zonas más afectadas del país, comentó a BBC Mundo: “Acá la última lluvia más o menos normal cayó en enero. Después, casi nada”.

“Lo poco que sembramos de trigo, maíz y arveja se está perdiendo. Algunos han preferido no cultivar nada, porque no están en situación de arriesgarse”, añadió.

Roca dijo que el estado del ganado es “terrible” porque se están acabando las raciones de pasto para alimentarlo.

“Los animales están adelgazando o directamente muriendo. La mayoría de la gente está vendiendo las vacas, sobre todo las madres que dan terneros porque son las que más sufren. Éste es un gran problema, porque se interrumpe la reproducción y el ya escaso ganado vacuno podría desaparecer en la zona”, agregó.

La situación es incluso más preocupante en Chaco (nordeste), la provincia más pobre de Argentina y la más golpeada por la sequía.

“El viento está levantando la tierra seca. No podemos sembrar nada y ya casi no tenemos pasto y agua para los animales”, dijo a BBC Mundo Alicia Tomaszuk, una agricultora del sudoeste chaqueño.

“Nuestras condiciones de trabajo son muy dolorosas y lamentables, y creo que el daño difícilmente se recuperará”, agregó.

Ayuda

 

Hace poco más de una semana, el gobierno de la presidenta Cristina Fernández declaró en emergencia a cinco provincias agropecuarias afectadas y anunció una ayuda financiera de casi US$4 millones para paliar la sequía.

Consultados por BBC Mundo, representantes de la Federación Agraria Argentina (FAA), que reúne a pequeños y medianos productores, valoraron la ayuda estatal aunque se quejaron de que en algunos casos está demorada o no llega.

De todos modos, admitieron que no es mucho lo que las autoridades pueden hacer frente a la principal responsable de la sequía, la naturaleza, a la que ruegan que se apiade de ellos y les regale abundantes lluvias. BBC MUNDO


ENCUENTRE MAS
INFORMACION
SOBRE ESTA NOTICIA Y OTRAS
EN OTROS MEDIOS ONLINE

_______________________________________________________________

LE GUSTARÍA OBTENER UNA LICENCIA POR 90 DIAS GRATIS?
DEL MEJOR ANTIVIRUS DEL MUNDO
?
HAGA CLIC EL EL BANNER Y VEA LA PROMOCION

Promocion 90 dias Eset Nod32

_______________________________________________________________

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: